Tu habitación, tu espacio, tu mundo, TU VINILO, en un plis plas puedes cambiar la decoración de toda la habitación, poniéndole un cabecero nuevo, una mesa de escritorio, una frase romántica o incluso un biombo donde cambiarte de ropa.

Volver arriba