¿Quieres tener plantas? ¡Tachán! Móntate tu propio jardín interior de vinilo con mantenimiento cero, siempre vivas en cualquier espacio, pared, cristal, espejo o incluso en la cocina. Se acabó eso de decir "es que siempre se me mueren". Estas plantas de vinilo no necesitan que las riegues, pero eso sí, diles cosas bonitas de vez en cuando… ¡Aunque sean vinilos también tienen sentimientos!

Volver arriba